Saltar al contenido

¿Cómo elegir estantes?

Los estantes pueden ser una excelente manera de realzar o refrescar tu espacio ya sea que desees darle un cambio aire u optimizar el orden del ambiente.

Medida

Lo primero que debes atender es la medida que ocupará el estante. Es muy importante que anotes el largo por alto por ancho. Si te encuentras considerando estantes fijos, cuando tomes la medida de profundidad, si se trata de un estante de piso, añádele un centímetro y medio, que es la distancia que separará tu pared del mueble.

Si estás evaluando estantes flotantes, deberías procurar que la parte inferior de la tabla se coloque como mínimo a dos centímetros de la altura de la cabeza de la persona más alta de la casa.

Medir bien te asegura que una vez que compres e instales el estante, éste no entorpecerá la habitación ni estorbará al caminar.

Material

Estantería de madera

Dependerá del tipo de habitación y finalidad de estantería. Si piensas en estantes para baño, es recomendable que elijas estantes metálicos, en lo posible, completamente de acero inoxidable, ya que el vapor concentrado producto de la ducha y bañeras, suelen corroer a otras variedades de metal, por ejemplo el zinc. Los estantes de madera también son delicados para este cuarto, pero si te aseguras de que la madera tenga una buena capa de barniz, no tendrás ningún problema. Caso contrario la madera podría generar moho.

La habitación suele ser el lugar con mayor restricción de espacio de la casa. Una buena práctica es colocar estantes para zapatos o repisas para organizar tu guardarropas o closet. Aquí no hay demasiada importancia en el material del estante siempre y cuando corrobores que es de buena calidad.

Si buscas estantes para cocina, te recomendamos que escojas la opción de acero galvanizado, ya que te permite soportar cosas pesadas, como por ejemplo un horno eléctrico, batidora, etc. Normalmente, los estantes de cocina los ocuparás con electrodomésticos, frutas y botellas, a lo cual las repisas que escojas deben ser suficientemente fuerte para soportar todo y evitar un desastre.

Para el living, si cuentas con una sala moderna, podrías escoger una estantería entre madera, vidrio y metal, de forma tal que des un toque de distinción y comodidad al ambiente. Muchas personas optan por colocar estantes para libros como mueble de adorno. Hoy en día hay diseños muy bonitos y llamativos, que no necesariamente son caros. En ésta sección te indicamos ejemplos.

Tanto para el garaje como para exteriores, la opción más barata y práctica son los estantes de plástico, ya que los confeccionan de PVC reforzado, que además de ser fuertes, son resistentes al mal clima y a los rayos UV.

Finalmente, si pensamos en estantes flotantes por ejemplo rectos, te recomendamos que no los compres de MD o MDP (aglomerados) ya que, si quieres hacer un buen uso, deberás colocarles varias ménsulas debajo para que le sostengan. Esto no es bonito ni actual. En cambio, si compras un estante flotante de madera genuina, los tarugos deberían venir por dentro, logrando un acabado más sofisticado y resistente. Recuerda que si el uso que le darás es exterior, es recomendable que lo barnices con una capa gruesa o bien que la forres con láminas protectoras para evitar que se rayen.

Construcción

Si el estante que has elegido debe soportar gran cantidad de peso, debes exigir soldaduras de punto a punto entre las varillas o repisas, ya que te garantizarán que estas no se desprenderán cuando coloques mucho peso. Si los estantes están atornillados en la unión entre la unión de las repisas y sus postes, corres el riesgo de que se oxiden y se rompan.

El hecho de que una estantería oscile no significa que ésta sea débil. Muchos fabricantes otorgan cierta flexibilidad a sus diseños para que la carga del estante no sucumba ante empujones o movimientos abruptos. Por ello, no necesariamente un estante que se mueve de costado es un estante malo.

Recuerda tener presente que, si buscas cargar los estantes con objetos pesados, lo recomendable es que la construcción sea de varillas de acero. Las varillas son más resistentes que la madera, plástico e incluso otros metales (por ejemplo, chapa ultra galvanizada).

Hoy en día, en los hogares se ha popularizado el uso de estantes con rueditas. Procura verificar la calidad de las ruedas (deben ser de n plástico ancho y macizo) y también revisa el mecanismo de sujeción de la rueda a la estructura del estante. Si ves que el mismo es a través de un tornillo finito, no es recomendable que compre ese estante, porque justamente ese tornillo débil es lo que está quitando capacidad de soporte y resistencia a toda la estructura.